Mantener el equilibrio a través de la Terapia Gestalt

 

Corresponde a la preferencia por ciertas características y la negación de otras, dos aspectos de la misma realidad, parecieran opuestos, sin embargo se puede ver que ambos juntos formarían una unidad. Estos opuestos no son excluyentes unos de otros, no son contradictorios. En Terapia Gestalt se trabaja para que de forma flexible, la persona busque un centro en estas dos partes y lograr vivirlas como una unidad vivenciando la totalidad. Cuando ambos opuestos se distinguen, se diferencian y se encuentran finalmente en interacción, surge una solución nueva, un punto de contacto creativo el centro indiferenciado como lo llamo Friendlaender (citado en Varas, 2008).

La polarización surge como una solución neurótica, la persona utiliza mecanismos de evitación de contacto y a través de éstos, no logra tomar contacto con su necesidad, bloqueándola y negándola. Si esta pauta de comportamiento se repite en el tiempo, la persona comienza a batallar entre un yo idealizado y un yo negado y deja a un lado un comportamiento que considera no adecuado, evitando y luchando por mantener la negación. El organismo deja de autorregularse y pierde la capacidad de percibir y satisfacer sus necesidades. Cuando nos polarizamos, nos dividimos internamente, rechazamos y sobrevaloramos aspectos en nosotros mismos, criticamos aspectos negados en nosotros a nivel cognitivo, afectivo, emocional, y fisiológico y los vemos aumentados en el resto (proyección), esto puede llegar a quebrar nuestro equilibrio interno y es así como enfermamos , ya que vamos perdiendo nuestra capacidad de flexibilizar, comenzamos a repetir pautas, no logramos soluciones sanas, actuamos solamente desde una postura la que no nos permite cerrar nuestra Gestalt.

El trabajo de la Terapia Gestalt está enfocado esencialmente a que la persona logre integrar ambas partes opuestas, flexibilizando, aceptándose desde estos opuestos, ampliando su posibilidad de estar en este mundo, expandiendo su conciencia para recuperar la autorregulación organísmica que había perdido, logrando estar en el presente, en contacto con el ambiente y consigo mismo (Varas, 2008).

Comparto con ustedes el siguiente video que habla más sobre polaridades en la Terapia Gestalt y explica otros conceptos que les pueden interesar para conocer más sobre este enfoque.

 

Bibliografía:

Varas, M. (2008). Polaridades. Apuntes de clase Magíster Teoría y Práctica Gestáltica. Centro de Psicoterapia Gestalt – Universidad Mayor. Santiago de Chile: Apuntes no publicados