Cuando buscamos alivio a las dolencias físicas, en la medicina convencional solemos recurrir a los antiinflamatorios o analgésicos con el único objetivo de paliar el dolor, sin importar los efectos secundarios que puedan traernos al cuerpo, si se consumen recurrentemente. Desde el punto de vista de la Medicina China, el alivio o sanación del cuerpo es una consecuencia del restablecimiento del equilibrio energético de la mente, las emociones y los canales que conectan estos aspectos con la parte física, a través de herramientas conocidas como la Acupuntura y otras no tanto, como lo es el Masaje Tuina.

El Masaje Tui Na o Masaje Integral Chino, es un conjunto de técnicas manuales de masaje y manipulaciones tradicionales muy eficaces dela Medicina Clásica China.

Surgió en China en el año 206 A. C. y etimológicamente nos revela el concepto deTui que significa “Empujar” y Na “Agarrar”.

Basado en la misma teoría de los Meridianos de Acupuntura, el Masaje Tuina tiene como objetivo restablecer la armonía y el libre flujo de la Energía (Qi) y de la Sangre (Xue)en la red de canales, ayudando a la recuperación de trastornos a nivel superficial y profundo. Durante el tratamiento se usan diversas técnicas de masajes, tracciones y herramientas como ventosas y moxibustión, para apoyar el proceso del flujo del Qi de los canales y sus órganos respectivos.

Como es una técnica manual, se convierte en una alternativa para las personas que le tienen miedo a las agujas; sin embargo, es complementaria a un tratamiento de Acupuntura, fortaleciendo y prolongando el efecto por más tiempo.

Está indicado para el tratamiento de dolencias como el estrés, lumbalgia, tortícolis, fatiga crónica, cefaleas, fibromialgia, insomnio, problemas digestivos, dolores físicos en general, sin producir efectos secundarios.

Por su carácter no invasivo, se usa en el tratamiento con niños estimulando y apoyando el crecimiento en su período de desarrollo, que va desde el nacimiento hasta la pre adolescencia, a través de una suave estimulación de puntos específicos de Acupuntura y/o áreas específicas del cuerpo, donde los padres participan activamente en el tratamiento.

Una sesión demora 1 hora y su efecto se prolonga en el tiempo.