Caléndula; cicatrizante, estética, antiséptica y antiinflamatoria

La Caléndula es una hierba con una bella flor, muchas veces usada de forma ornamental, pero de aroma y sabor no muy grato. Así como el girasol, la flor sigue al sol y su ciclo abriéndose al amanecer y cerrándose al anochecer. Además, algunos dicen que se puede usar para predecir lluvias, ya que en esos días no se abre. Llamada Calendae (calendario en latín) por los romanos por su floración ya que decían que ocurría todos los primeros días del mes, todo el año independiente de la estación.

Fue y es usada como hierba medicinal, tintura para telas, cosméticos y algunos alimentos alrededor del mediterráneo. A parte también es usada en ceremoniales tanto en el mediterráneo como en México. Existe una gran variedad de especies con el mismo nombre y funciones alrededor del mundo.

Es una planta con gran variedad de funciones como muchas otras plantas, por lo que me concentraré en aquello por lo que se destaca, aparte de ser digestiva. Se puede usar simplemente como infusión, pero se le encuentra con frecuencia en aceites, pomadas, jabones y similares.

  • Cicatrizante
  • Estético
  • Antiséptico
  • Antiinflamatorio: Usado como cicatrizante en batallas, además ayudaba a evitar infecciones.
  • Generalmente se usa en conjunto con matico, otro buen cicatrizante para acelerar los procesos. El matico no deja cicatriz y la caléndula deja piel muy bella y además hidratada.
  • También se usa para lesiones internas: aftas, ulceras y hemorroides.
  • Acné y dermatitis también son del grupo de problemas de piel en los que se sugiere el uso de los aceites y cremas de caléndula.
  • Ver Glosario para Fitoterapia

En esta época, la insolación suele ser un gran problema. Los preparados de caléndula se pueden usar como bloqueador solar (suave poco eficiente) y como recuperación de la piel y la sensibilidad. Todo esto trabajando a un nivel celular, promoviendo la proliferación de los epitelios (piel y mucosas) y el colágeno.